Queridos amigos y amigas: paz y bien.

Fieles a la cita anual, en la segunda semana de mayo (4-10  de mayo), los Franciscanos de Granada venimos celebrando la SEMANA DE FRANCISCANOS POR LA PAZ, ya en su 35 edición.

Es una iniciativa que el Grupo de San Francisco encomendó al Grupo de JUSTICIA, PAZ E INTEGRIDAD DE LA CREACION (JPIC), en colaboración con la fraternidad franciscana.

Muchas han sido las temáticas tratadas a lo largo de tantos quinquenios (7) al hilo del momento social que nos ha tocado vivir. Este año el tema elegido antes de la pandemia ha sido: MUJERES SEMBRADORAS DE IGUALDAD.

Nos parece un tema relevante y más este semana que la Iglesia celebra al Buen Pastor en su liturgia y oración. ¿Por qué lo decimos?. Porque ellas son cruzadoras de puertas como lo hizo Jesús y nuestro hermano Francisco de Asís y Santa Clara. Tenemos mucho que aprender de las mujeres en este cruzar fronteras y puertas:

  1. Las puertas del contacto, de la corporalidad…como acogida de la vida que nos habita. Cuidando del cuerpo del otro donde Dios se hace presente.
  2. Las puertas de la receptividad y la donación: “Somos en la medida que acogemos y nos damos”, desde un Dios que rompe las fronteras para acoger siempre lo bueno de cada persona
  3. Las puertas de la receptividad y la donación: cuando ellas se ponen a ofrecer todo lo que tienen y no retienen nada para sí ni lo guardan, siendo bálsamo que cura tantas heridas. Manos que amasan el pan y barro, lo comparten y sirven.
  4. Las puertas de la amistad y del agradecimiento. Cuando Dios sale al encuentro de la mujer se fortalecen los vínculos con el Señor tanto en la colaboración como en la receptividad. Ellas son las mujeres agradecidas en el evangelio que “ungen los pies” del Maestro y Buen Pastor. Cuanto se necesita hoy agradecer el perfume de la mujer para romper fronteras. De ellas podemos aprender a servir como en el caso de Marta y María.
  5. Abordar la belleza y el perfume de la mujer es cruzar puertas y con ellas ser SEMBRADORES DE IGUALDAD.
  6. Ahora nos toca a nosotros CRUZAR puertas como se nos indica en el evangelio a través del papel de la mujer en la Sociedad, en la Iglesia, en la Familia,  en el mundo.

Seamos rompedores como lo fueron en su tiempo mujeres franciscanas, como Santa Clara y tantas mujeres de ayer y de hoy que se convierten en Maestras en la construcción de puentes.

*Hemos de enriquecernos esta semana de todas las buenas sugerencias que nos vengan de ellas y cambiar ideas que tenemos mal asentadas de cara a la igualdad de todas las personas.

*Crecer en la concreción de querer lo que ellas nos ofrecen y en la eficacia y emponderamiento de su misión en la sociedad y en la Iglesia.

*Aprovechar su capacidad de liderazgo que nos ayude cambiar nuestro modo de pensar…

*Construir relaciones beneficiosas para los que participan en nuestras acciones – y usar esas influencias para mejorar nuestras relaciones y nuestro sitio en el mundo.

Los franciscanos queremos estar al lado de tantas mujeres que SIEMBRAN IGUALDAD y aprender con ellas a iluminar como dice Francisco de Asís “las tinieblas del corazón”.

Una semana para reflexionar, dialogar y orar sobre la MUJER desde una rica espiritualidad que ha de beneficiar a todas las personas.

Un gran abrazo, desde el confinamiento, y el agradecimiento a JPIC y el GEI (Equipo de Evangelizacion e Informática) del Grupo de San Francisco, así como a los coordinadores de la semana, las ponentes y los que sigáis las jornadas en las redes a través de “YouTube” en franciscanosgranada

En nombre de toda fraternidad franciscana un gran abrazo y buena Semana de la Paz. Que seamos todos INTRUMENTOS DE PAZ Y BIEN.

¡Ojala hagamos lo que  “EL NOS DIGA”!

Severino Calderón Martínez, ofm