India se ha convertido en el país más afectado por la pandemia de coronavirus del mundo, con 360.000 casos de covid cada día y un número de muertos que no cesa de aumentar. La situación es dramática.  

Desde la cuidad de Bombay hemos recibido el desgarrador mensaje del padre Rolvin de Mello, uno de nuestros socios locales en el país asiático, que desde el inicio de la pandemia trabaja para socorrer a los más necesitados y vulnerables.

“Nunca, en mi vida, pensé que iba a tener que vivir algo como esto. La situación supera a la peor película de terror que podamos imaginar. Hay gente muriendo en los hospitales, en sus casas, en las calles… Muchos, que ni siquiera están diagnosticados, caen fulminados mientras caminan por la ciudad. Los hospitales están desbordados y los cadáveres se amontonan en los pasillos o en los crematorios improvisados en las calles y las cifras de muertos y contagiados no cesan de aumentar. No hay oxígeno, ni medicamentos, ni elementos de protección disponibles. Y cuando se consigue algo, los destinatarios, claramente, no van a ser los más pobres. Cuando todo esto pase, llegará el hambre y aumentarán las cifras de pobreza, porque, aunque el coronavirus no hace distinciones, la pobreza siempre se ceba con los mismos”.

Desde que comenzó la pandemia, Manos Unidas ha aprobado 36 proyectos de emergencia por importe de 378 mil euros destinados a paliar las consecuencias del coronavirus entre los más pobres de la India. Además, estamos autorizando el cambio de actividades en 105 proyectos para cubrir las necesidades básicas sobrevenidas con la pandemia y destinando fondos a la compra de medicamentos que ayuden a paliar las necesidades más inmediatas de las comunidades más vulnerables.

Esta situación de extrema gravedad corre el riesgo de extenderse a otros países en los que también colabora Manos Unidas, como Brasil, México o países del continente africano. Un año después de la aparición del coronavirus, millones de personas están en peligro extremo de morir de COVID-19 o de hambre.

Hoy nos necesitan más que nunca. ¡Toda ayuda es poca!

Dona ahora para que Manos Unidas pueda seguir apoyando a las comunidades más vulnerables afectadas por el impacto del coronavirus.

  • Cuenta de emergencia  ES42 0049 6791 7420 1600 0102
  • Teléfono 900 811 888
  • BIZUM  33439
HAZ UN DONATIVO